YO PUEDO, YO VALGO, YO APRENDO

Este post está dedicado a mi maestra, Joaquina Fernández, presidenta del Instituto Hune, recientemente fallecida. Joaquina fue una mujer inteligente, creativa y amorosa que acompañó a muchas personas en su transformación personal. A mí entre ellas. Participé en sus formaciones sobre Comunicación No Verbal y Formación Familiar, y sus enseñanzas y sabiduría permanecerán para siempre conmigo. Por ello, me gustaría hacer un breve resumen de algunas de las enseñanzas que fui integrando referentes al significado de los siguientes verbos y su influencia en nuestra expresión y manifestación: Puedo, Valgo, Aprendo. Tenerlos integrados de forma profunda, nos ayudará a desarrollar la Inteligencia Creativa innata que todos tenemos.

Cada verbo está conectado a la actividad de una parte de nuestro cerebro: el cerebro reptiliano (el de la supervivencia) actúa en el Yo puedo, el cerebro límbico (el emocional) actúa en el Yo Valgo, y el cerebro neocortical (el de la supraconsciencia) actúa en el Yo aprendo y tomo conciencia.

La acción correspondiente a cada parte del cerebro normalmente está bloqueada al quedar presos de la necesidad de Obtener Reconocimiento y de Recibir Aceptación. Ambas necesidades nos anclan en una inteligencia cautiva y unas heridas antiguas que nos alejan de vibrar en nuestro estado de Ser más completo. Por otro lado, esta inteligencia creativa está limitada por el miedo, contrario al Yo Puedo; la tensión, contraria al Yo Valgo, y la expectativa y control, contraria al Yo Aprendo.

La buena noticia, hoy en día apoyada por la neurociencia, es que debido a la plasticidad neuronal podemos entrenarnos a ejercitar y ejecutar esos Puedo, Valgo y Aprendo para romper así las cadenas y salir de la cautividad que nos provoca tener esos patrones obsoletos y caducos de miedo, tensión y expectativa o control.

¿Cómo lo hacemos? El primer paso del autoconocimiento tiene lugar con la Observación y la Atención que te llevará a Reconocer cual de esos programas limitantes tienes en el disco duro de tu cerebro. A partir de ahí podrás cultivar los valores mas afines a ti y que contrarestan el bloqueo.

El miedo se vence con confianza, capacidad, voluntad, seguridad y conocimiento.

La tensión se vence con tolerancia y paciencia en los procesos.

La expectativa se vence con comunicación, aprendizaje y escucha.

Además, para liberar nuestra esencia creativa de la cautividad del miedo, la tensión o la expectativa necesitamos ampliar la mirada y anclar estas afirmaciones/pensamientos potentes en nuestra conciencia: Yo Soy, me reconozco; Yo Valgo, me acepto y me amo; Yo aprendo.

Otra práctica que os propongo hoy es de Autoindagación sentida y toma de conciencia de estos aspectos que necesitan un proceso de mirada interna sincera:

1. ¿Dónde está atrapada tu necesidad inconsciente más profunda, en tener el reconocimiento o en recibir la aceptación?

2. Chequea cuál de estos patrones esta más activo en ti: el miedo, la tensión o la expectativa y el control.

Si deseas seguir profundizando sobre todo esto y aprender a Ser tu versión más auténtica, te invito a participar en mis talleres “Relaciones de corazón, creativas y auténticas”.

Sigue mi página de Facebook: Ser, Amar, Crear

https://www.facebook.com/Ser-Amar-Crear-471072169891306/

donde compartiré recursos y herramientas que me ayudan a sentirme cada dia más libre y poder compartir mi estado en mis Relaciones

Genoveva Martínez

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *