EJERCICIO DE AUTO-REGULACIÓN EMOCIONAL Y ESCUCHA INTERNA

Retiro Espiritual | Retiro Yoga | Talleres

 

 

La invitación de hoy es a cultivar la auto regulación emocional y  la escucha interna abriéndote a experimentar la aceptación de tu sentir y, desde su reconocimiento poder transformarte. Sabiendo que tu valor no está en lo que sucede externamente sino en acoger, sostener, abrazar y transitar tu universo emocional interno.

Te propongo que te acompañes en la práctica de abrir tu corazón al “Yo Siento” y que al mismo tiempo que te mantienes conectad@ a tu sentir y practicas el recuerdo de quién eres verdaderamente, te des espacio para revisar tu diálogo interno. Estate atento, como un observador en tu vida cotidiana, de en qué momentos caes en el lugar menos poderoso de ti mism@, qué pensamientos asociados aparecen, qué sensaciones físicas surgen y si viene todo del pasado. Es necesario saber dónde no te conviene estar y elegir irte hacia tu mejor versión.

Comienza dedicando un tiempo de indagación en ti. Cierra los ojos, respira profundo y date permiso por un instante para recordar cómo te sientes cuando las cosas te van mal. Hazlo profundamente, con conciencia, recuerda un momento que recuerdes cuando las cosas iban mal en un aspecto, o en muchos, y observa cómo empiezas a sentirte sólo por recordarlo. Observa cuáles son tus emociones y sentimiento con esas imágenes en tu mente y cómo son las sensaciones físicas, qué pasa en el cuerpo cuando experimentas momentos en que las cosas te van mal. Seguidamente pregúntate:

¿Qué suelo pensar acerca de mi mism@ cuando las cosas van mal? A lo mejor te dices: “yo soy tal y cual” o “yo no puedo” o “yo no soy” o  “yo nunca”… o “yo siempre”… Mira a ver. O quizás tu pensamiento acaba con algo negativo que dices de ti mism@.

Anota tanto como recuerdes en una lista, todo lo que sueles pensar de ti en los malos momentos. Vuelve a preguntarte con los ojos cerrados: ¿Que sería yo si ya no pudiera tener ninguno de estos pensamientos? Otra opción sería preguntarte ante cada pensamiento: ¿puedo saber con absoluta certeza que esto que me digo es verdad? Trata de cuestionarte que podrías existir sin eso que piensas. Tomando conciencia que con seguridad todo ese diálogo proviene de posibles experiencias que tuviste en el pasado y que, posiblemente, son pensamientos que se generaron en la niñez y se corresponden al lado que está saliendo de ti en los malos momentos con el/la niñ@ que no se ve capaz de hacer frente a las dificultades de la vida. Sin embargo, ahora lo mejor de tener más edad es que dispones de muchos más recursos, capacidades y sabiduría que en el pasado y eso te ayudara a ir a un lugar nuevo de ti mism@.

Teniendo ese referente con el que no tienes que hacer nada, sólo abrazarlo y tener compasión de los momentos bajos, eso sí, al mismo tiempo, debes tener muy claro que no puedes permanecer ahí si quieres acercarte a tu  mejor  yo.

Te animo a practicarlo.

Con amor

Genoveva Martinez lópez

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *