blog

HACIA DENTRO. ANCLANDO «EL OBSERVADOR «

«Para adquirir conocimientos, uno debe estudiar. Para adquirir sabiduría, uno debe observar».

Marilyn Vos Savant

La meditación clásica, hoy en día refinada y conocida como Mindfulness, activa el cultivo de la Atención. Se enfoca en encontrar un punto de mirada interno donde aquietar la mente para conectar con una de las varias dimensiones que somos: el espíritu, la parte más divina y elevada. Al meditar se coloca el llamado «observador», consciencia superior, que contempla todo el ruido o contenido incesante (propio de la mente parlante), en la atención sostenida y continuada hacia otra cosa (respiración, cuerpo, emoción, movimiento, sonido, acción, etc) con el objetivo único de Observar, escuchar, ser, ir hacia dentro, vincularte con el Sentir y conectar con la consciencia superior, el Ser Esencial.

Sabemos los múltiples beneficios que aseguran los estudios neurocientíficos que tiene esta práctica, la cual proviene de culturas y filosofías ancestrales como el Budismo, que promueve el cultivo y desarrollo de la observación ecuánime, neutral, sin juicio de los pensamientos, así como la des identificación con todo ese contenido mental. Con este entrenamiento la mente baja su frecuencia y cada vez hay más espacio entre ellos produciendo sosiego, calma, bienestar, centramiento y relajación. Además, nos da lugar a tomar consciencia de los asuntos a resolver y a volvernos más comprensivos y menos reactivos en nuestras respuestas automáticas, dando opción a elegir valores o sentimientos de amor, paz, afecto, bondad y equilibrio. Por otro lado, la relación con la incertidumbre e impermanencia mejora y aumenta la capacidad de sobreponerse a momentos de dificultad o conflicto (resiliencia). Al tomar distancia de los pensamientos, se deja de creer en todo lo que se piensa y de apegarse a ello o rechazarlo, acciones que son causa de sufrimiento.

Para el Budismo la vida es sufrimiento, pero no porque la naturaleza sea así, sino porque la mirada del ser humano es quien sufre la experiencia por estar aferrados a lo que queremos, a lo que esperamos, a controlar la vida, las posesiones y los resultados. La paz nos la quitan nuestras expectativas y nuestra necesidad de control, dominio y cerrazón en las ideas propias. Por eso, propone como alternativa a todo este desasosiego, anclar el observador y a través de él, el desarrollo de la compasión y la desidentificación con el excesivo control, apego o rechazo que nos provoca el sufrimiento.

La física cuántica también ha puesto de moda este concepto de «El Observador» como causante de la creación de nuestra realidad, exponiendo que éste influye sobre lo observado y hace que las ondas de información se conviertan en partículas, o sea, que lo inmaterial se haga material. Evidenciando que un mismo objeto puede tener múltiples apreciaciones de acuerdo a la perspectiva de cada observador y que la realidad se va creando conforme va siendo observada, convirtiéndonos así en seres creadores.

Por último, la cosmovisión andina añade a todo lo anterior que, mientras que el observador observe desde la inconsciencia los programas heredados de la genealogía o implantados por alguno de los cuatro paradigmas —Religión, Política, Economía y Ciencia—, sería inapropiado considerar a dicha realidad creación divina, en tanto que un verdadero Dios es consciente de sí mismo y de las creencias a través de las cuales está proyectando o creando una realidad nueva.

Me gusta este aporte de los códigos andinos que enriquecen y amplían la perspectiva, hablan de diferentes niveles de conciencia y amplían el Observador que exponía el Budismo añadiendo un nivel más llamado «El Cuarto Observador». A través de él, a todo evento sucedido se le puede encontrar utilidad y darle una función para el crecimiento personal. Con lo cual, a parte de des identificarse de él, conviene extraerle un aprendizaje. El poder de este nivel de consciencia también radica en que quien lo ejerce deja de ser afectado por los demás, en tanto que sale de la Realidad Colectiva y, por el contrario, mete a los demás a la suya propia. El observador observará sólo aquello con lo que resuena. Por tanto, es desde este nivel de consciencia del cuarto Observador, que verdaderamente ejercemos nuestro poder divino, nos convertimos en Iniciados.

Cuando reflexionamos sobre la UTILIDAD que tiene el suceso que estoy observando, además, le damos FUNCIÓN a ese suceso para nuestro crecimiento. Es una forma estupenda para establecer la paz en nuestro entorno y ante nuestras guerras internas, para mirarlas de cerca y hacernos las preguntas correctas para entenderlas.

Con amor

Genoveva Martinez.

 

Retiro espiritual | Retiro Yoga | Talleres

EL EFECTO ESPEJO.

Hoy te comparto una de las leyes básicas que rigen la percepción: “El Efecto Espejo”.

    Solicita tu sesión gratuita online de 30 minutos sin compromiso

    He leído y acepto la política de privacidad

    Es una técnica muy antigua y muy práctica que puedes utilizar para lidiar con tu ego: consiste en verte en las relaciones como en un espejo. Es una gran herramienta de crecimiento personal, de auto descubrimiento de la personalidad así como de evolución espiritual, cuya finalidad última, como dicen los Maestros, es la Unidad de la que tu eres parte.

    Tienes la gran suerte de verte reflejado en el otro y, este hecho, en momentos dados, te da una visión de ti mismo desconocida.

    Somos una sola energía en el juego de la vida y este juego que te hace sentirte separado es una ilusión. Llega un día en el que desarrollas la percepción y la sensibilidad y cuando, por ejemplo, emites un juicio, en el mismo instante en que lo haces, reconoces en qué lugar exacto de tu universo interno te estás atacando a ti mismo. Pues eso que proyectas habla de las imágenes que tú tienes en tu propio psiquismo. Tu historia interna se plasma en lo externo, en un escenario, para escucharlo y sanarlo. Como receptor/a de la unidad, sientes que lo que emites fuera se encuentra dentro de ti.

    El principio universal del Efecto Espejo en las relaciones fue bautizado por Deepak Chopra y dice que no vemos a los demás y al mundo en general como son, sino como somos. Como ves al otro es como te ves a ti; y cómo le hablas, cómo tratas a tu entorno, es como te hablas y te tratas a ti mism@. O sea, “Tú y yo somos Uno”. Usando esta ley, descubrirás fácilmente a “tu personaje”, observando situaciones en las que rechazas o juzgas, te quejas, niegas compulsivamente, te pones a la defensiva, te justificas, etc. En todas estas situaciones y actitudes externas se te muestra fuera lo que no ves dentro. Cuando puedes ver fuera tus conflictos es una oportunidad de resolver y cambiar un viejo esquema. Con esta toma de conciencia se repara tu interior y entras en otra vibración. Tu realidad cambia no cuando te empeñas en cambiar al otro, sino cuando cambias el esquema, la percepción y tu emisión energética.

    La potencia del espejo es tremenda. Es interesante y sanador aplicarlo. El cambio que te revela es comprender y sanar las sombras, mejorará tu autoestima y tu forma de relacionarte.

    Te permite comprender y practicar el por qué y el para qué de los conflictos con origen en los asuntos internos, a veces inconscientes, que tienes pendientes de resolución.

    Suele ser esa parte de tu pasado que no aceptas en tu presente y aparece para que aprendas a abrazarlo. La relación con lo que rechazas o admiras de los demás es un fiel reflejo de la relación que tienes contigo mismo. Te muestra aspectos menos desarrollados y densos, y que todo es un camino evolutivo hacia la integración de los opuestos.

    A tu ego no le gusta nada este concepto de que eres responsable de todo lo que te pasa y, cuando alguien te refleja algo negativo, tu falso Yo prefiere culpar a los demás o a factores externos y victimizarse.

    Ilustraré esta ley con un ejemplo: cuando la gente te critica y sientes que eso te molesta, puedes preguntarte: ¿qué grado de autocrítica inconsciente tengo yo con los demás o conmigo mismo? Los otros te critican con la misma amplitud que tu te criticas a ti mismo.

    Además, a través del espejo también conectas con esa capacidad, don, valor que, quizás, todavía está dormido en ti. Te atraen quienes tienen cualidades similares a las tuyas y, al estar en su compañía, sientes que puedes actualizar, activar, expresar esas cualidades o potenciarlas a través del otro. Cualidades que están en ti en un grado u otro, más o menos desarrolladas o a desarrollar, y por eso puedes reconocerla en la otra persona.

    Si quieres ampliar este apasionante tema recomiendo el libro de Marta Salvat: “TÚ ERES YO”, en el que te ayuda a tomar conciencia de lo que pasa en tu interior para manifestar mejor en tu exterior, ademas de desarrollar todo el efecto sombra o espejo, enumerando los diferentes tipos de espejo: el de los juicios, el espejo directo, el del árbol genealógico, etc.

    Si quieres que te acompañe para poner en práctica esta técnica te animo a participar en mis talleres y retiros vivenciales “RELACIONES DESDE LA ARMONÍA”  donde tendrás la oportunidad de indagar,cuestionarte y profundizar en ti desde esta perspectiva.

    Gracias por leerme.

    Con cariño.
    Genoveva Martínez.

    Retiro espiritual | Retiro Yoga | Talleres

    ¿ NOS DESPROGRAMAMOS ?

    Retiro Espiritual | Retiro Yoga | Talleres

     

    Es evidente que perdemos la inocencia y la pureza del ser esencial que tenemos de  niños a muy temprana edad, cuando quedamos condicionados y  programados por el contenido familiar, social y cultural. Nos toca de adultos desaprender y deshacer esos condicionamientos y programas que  rigen nuestra vida y dificultan nuestro bienestar. La psicología y la psicoterapia apoyan este camino  de llegar a la autenticidad, a lo más profundo de la vida y de uno mismo para vivir más  libres y plenos. Además, hoy en día hay multitud de  terapias alternativas  complementarias, con esa finalidad de despejar el camino hacia el  Bienestar. Por ejemplo merece mención  la «Desprogramación biológica o  Biodescodificación» que se encarga de  deshacer las asociaciones  que tiene nuestro subconsciente con herramientas para encontrar esos códigos y claves que se programan en nuestro inconsciente biológico.

    Pero yo lo que quiero compartir  hoy son claves prácticas y sencillas que tu mism@ puedas realizar.

    ¿Estás viviendo algún malestar frente a otras personas o tienes dificultades con las relaciones humanas?

    Pues la dificultad y el disgusto provienen del contenido de tu programación. Para desprogramarte o  «Dejar de  ser Tu» como lo refiere Joe Dispenza en su libro, se trata  de entender esa programación y también comprender que el gran programador del condicionamiento humano  es el miedo. Nos asustamos de cosas que no son reales,  no son realidades sino creencias. Los miedos son filtros que nos impiden vivir en la consciencia de unidad, dejando a las preocupaciones invadir nuestro espacio y sintiéndonos desconectados de quienes somos en esencia. Esta claro que los pensamientos, las creencias y las emociones influyen en nuestra calidad de vida. No podemos cambiar al otro o el entorno, pero si nuestra percepción y comprensión, soltando el programa a base de entenderlo, reseteando creencias y eligiendo un contenido  que nos lleve a un sentir más  armónico.

    A nivel más trascendente  nos desprogramamos del apego a esta realidad humana repleta de personajes para conectar con el Ser, la Unidad, el Espíritu, que es lo  que nos da la paz verdadera. Desde aquí caen todos los programas efímeros para despertar a la verdad, instalando  «el sorftware» de que somos  partes de la Divinidad creadora.

    Si quieres que te acompañe en este entrenamiento de des programarte, participa en mis  talleres y retiros vivenciales   «RELACIONES DESDE LA ARMONÍA» donde tendrás la  oportunidad de vaciar, soltar y volver a a cargarte de la nueva percepción, en un caminar amable y lento hacia el amor y la armonía. Ten paciencia en todo el proceso. Y siéntete merecedora de todo lo que anhelas o quieres reprogramarte. 

    Trasciende el Ego y renueva la percepción que tienes de ti mism@ y de todo lo que te rodea. Estamos preparad@s para ver la realidad desde otra perspectiva, desde otro punto de vista, en definitiva, con otros ojos: Los ojos del amor.

    Con cariño

    Genoveva Martínez.

    » La acción es la base primordial de todo éxito».  Anthony Robbins

     

    Retiro espiritual | Retiro Yoga | Talleres

    EL ARQUETIPO FEMENINO

     

    El arquetipo femenino está simbolizado por la madre, la pachamama, la tierra, el ying.

    Recordamos de nuevo respecto a los arquetipos la importancia de equilibrarlos e integrarlos en nosotros para llegar a una alquimia perfecta entre lo masculino y lo femenino, de esta forma tendremos acceso a todas las cualidades que permiten realizarnos como seres íntegros.

    Hoy os contaré sobre el arquetipo femenino y los atributos que simboliza .

    En las enseñanzas de Bert Hellinger al fortalecimiento del vínculo con lo femenino se le denomina el Camino a la Madre. Se traduce en una especie de sendero que nos lleva de vuelta a ella, de vuelta a restablecer lo que estaba perdido, si este vínculo se rompió por expectativas y heridas profundas causadas por la ausencia de las cualidades amorosas no recibidas de la madre. Este recorrido reclama fuerza o determinación ya que puede ser difícil y confrontador . Seguramente requerirá dejar de apegarnos a la historia que nos hemos contado sobre ella y sobre nuestra vida con ella. Nos retará a dejar de cuestionarla y criticarla, a renunciar a salvarla o compensarla. Nos mostrará su humanidad y su divinidad.

    ¿Qué sucede cuando trabajas y fortaleces ese vínculo con tu madre? Todos los aspectos de la vida en relación a lo femenino y lo que viene de la línea materna empiezan a fluir y a ordenarse. Estos aspectos incluyen: el cuerpo físico, la salud, la obesidad y la delgadez, estar nutrido o desnutrido a todo nivel, los recursos, la parte económica, el dinero y también tiene que ver con las relaciones afectivas. Hellinger enseña que la forma que tiene nuestra vinculación con mamá determina cómo podremos establecer, más adelante, relaciones con nuestras parejas y también con nuestros hijos; entonces la madre nos conecta con la vida, con todo aquello que la permite y la sostiene. Además cuándo empezamos a fortalecer en nosotros las cualidades de una madre amorosa ( compasiva, amable, afectuosa, motivadora), estamos ayudando a cubrir las necesidades y demandas de nuestro niño herido. Se trata de descargar un nuevo programa amoroso que nos permita experimentar nuevos sentimientos y emociones hacia nosotros mismos.

    En la cosmovisión andina la energía femenina se relaciona con la conexión con la Tierra y con el poder transformador de unirnos con una vibración que une y abre corazones, la conexión con lo sutil. Ejemplo de esta esencia femenina es la madre tierra, como ella nos da espacio, nos abraza y nos acoge con la fuerza de la gravedad. Es además la tierra fértil donde la semilla encuentra el espacio idóneo para crecer.

    Concluyendo, integrar este arquetipo nos facilita la vida de forma increíble ya que corresponde a este femenino la conexión con todo. Cuando estamos desconectados pensamos que nada tiene que ver con nosotros, echamos balones fueras , generando confusión y tensión interna. Sin embargo, cuando empezamos a conectar con todo, con este poder de lo materno, sabemos que todo lo externo habla de nosotros, nos permite ver que nos esta reflejando de nosotros mismos , incluido lo que menos nos gusta y tendemos a rechazar.

    Os invito hoy a identificar como os sentís de conectad@s en vuestra cotidianidad, ya sea conexión con tu sentir, con tu familia, tus amistades, tu trabajo, con la Naturaleza, con tus compromisos, tu proyecto vital, con la vida en general.

    YO BENDIGO, HONRO Y AMO A MI MADRE. GRACIAS POR TU FUERZA, TU LIBERTAD Y TU REBELDÍA MAMA, MI GRAN MAESTRA

    Con cariño

    Genoveva Martínez

     

     

     

     

     

     

     

    blog

    EL ARQUETIPO MASCULINO

     

    El arquetipo masculino corresponde a patrones potenciales en la psique y hacen referencia al padre, al sol, al cielo, la energía yang… desde todas las cosmovisiones, paradigmas y puntos de vista. Todas las sabidurías coinciden en la importancia de integrar, sintonizar y armonizar los arquetipos masculino y femenino, lo cual se traduce en abrazar todas nuestras partes para llegar a la plenitud de Unir ambas esencias.

    Hoy hablaré sobre el arquetipo masculino y las cualidades que simboliza.

    Según Bert Hellinger, lo masculino, representado por el padre, nos permite reconocer límites, nos ayuda a saber de dónde venimos, a dónde vamos y hasta dónde podemos llegar. La energía del padre permite iniciar y concretar proyectos. Su trabajo con las constelaciones familiares se ocupa, entre otras cosas, de propiciar la reconciliación interior de las energías paterna y materna para dejar de culpar nuestros reflejos no sanados en las personas con las que nos relacionamos.

    Las propiedades del arquetipo paterno se necesitan para poner en acción algo concreto, productivo, la fuerza y la claridad que permiten aterrizar y materializar la creatividad propia que aporta lo femenino. También permite salir del hogar materno y avanzar hacia la madurez, hacia una nueva relación, tal vez hacia nuevos trabajos, hacia un nuevo país… emigrar, viajar, conocer otras partes del mundo. Esto gracias a la capacidad que tiene lo masculino de cortar con aquello que nos impide avanzar, movernos y crecer. El padre da, pues, fuerza de avance para romper barreras y el pensamiento lógico matemático. En consecuencia, el no tener fortalecido este vínculo con el padre, mirar hacia adelante, hacia el futuro, se hace difícil.

    Reconocemos en lo masculino las cualidades de la presencia, el enfoque, la claridad, la acción, el empuje, la determinación, el impulso necesario para elegir una nueva dirección, bien sea para proyectos, emociones, hábitos o pensamientos. Nos da la fuerza para decidir propósitos mas allá de los automatismos establecidos. Este arquetipo también se relaciona con la competencia de saber decir NO, la capacidad de poner límites sanos y cortar con ciclos o hábitos que se repiten sin nuestra decisión consciente. Es decir, la sensación de bloqueo, de falta de movimiento, la resistencia a un cambio, a la implantación de nuevos hábitos que permiten que entre la nueva situación cuando decides cortar con la antigua, el tener miedo a decir No y la dificultad para expresar lo que sentimos. Todo esto está relacionado, de igual manera, con la carencia, desarmonía, desequilibrio o no integración de este símbolo arquetípico del padre en nuestra configuración.

    En la cultura tántrica, el principio masculino, denominado SHIVA, es la conciencia, la presencia que observa. El propósito de sus prácticas apunta a desarrollar internamente tanto el yang que simboliza el arquetipo masculino, como el ying que simboliza el arquetipo femenino, con la última finalidad de llegar a la unidad del ser completo. Parte primordial de este entrenamiento es cultivar primero el expandir y abrir el corazón, despertando y originando la energía del amor y la compasión, el principio femenino, denominado Shakti. En este proceso generador participa Shiva con la conciencia y la presencia. La conciencia ayuda en la decisión de refinar el estado interno, eligiendo la opción de expresar y compartir el amor iniciado en un@ mism@ con el/la otr@. Uno de los principios básicos en la magia del tantra es que gobiernen la presencia y la consciencia por encima de que lo haga el desarrollo de un hábito condicionado ya que el desequilibrio de la masculinidad, cuando no está sintonizado con el cuidado de lo femenino, destruye el planeta. El exceso de dominación de la mente, del poder, del tener y del creer, destruye la vida.

    TE BENDIGO, TE HONRO, TE AMO, PADRE. GRACIAS POR TU VITALIDAD Y TU ALEGRÍA. MI GRAN MAESTRO.

    Con cariño

    Genoveva Martínez

    Retiro espiritual | Retiro Yoga | Talleres

    ¿TE COMUNICAS CON ARMONÍA?

    Retiro Espiritual | Retiro Yoga | Talleres

    ¿Utilizas el lenguaje amoroso de la empatía, la atención consciente y la conexión con tu parte más vulnerable (necesidades y emociones) en tus relaciones?

    Si es así, ¿con qué frecuencia? Hace unos años leí el libro «La Comunicacion no Violenta», también llamada «Comunicación Viva o Compasiva», del Dr. Marshall B. Rosenberg, quien dedicó toda su vida a entender las raíces de la violencia y la compasión. Además de fascinarme este modelo comunicativo, constaté la capacidad de esta técnica a la hora de transformar tu manera de pensar, así como el cambio que supone explorar el mundo de las palabras y sustituir verbos y etiquetas que cataloguen, enjuicien y culpen por alternativas que contribuyan a la mejora de la conexión con el otro y a la construcción del diálogo como vía resolutiva de conflictos.

    Hice varios talleres para aprender cómo llevar a la practica este lenguaje de vida, atraída siempre por las diferentes vías de transformación  y me pareció un modelo de pensamiento y comunicación acertado y muy recomendable. Hoy ofrezco un resumen breve a través del cual puedes detectar lo mucho que tienen en común este método y otras disciplinas actualmente en boga como «La Inteligencia Emocional» o con otras formas de enfocar la meditación como la «Comunicación Transparente» de Thomas Hübl.

    Hallar el punto común esencial de varias sabidurías es ideal para sentir la seguridad de que estas eligiendo prácticas valiosas que contribuyen al objetivo de salir del automático al que te llevan tus patrones. Con la práctica de este sistema de transformación interior a través del lenguaje y la comunicación se pretende llevar la Información a la Acción. Ésta es mi propuesta de Hoy.

    Este modelo de comunicación empática se compone de cuatro elementos que requieren espacio y tiempo para conseguir ver desde otra perspectiva. El primer paso es la observación de los hechos objetivos sobre el asunto que deseas comunicar, sin juzgar, culpar o interpretar nada sobre ellos. El segundo paso es contactar con los sentimientos que a ti te producen esos hechos observados. El tercero es detectar y aclarar las necesidades que subyacen en ti detrás de ese sentir. Lo que dices, haces y piensas suele estar en función de cubrir necesidades. El cuarto elemento sería pasar a pedir al otro lo que consideras te serviría para sentirte mejor , entendiendo las peticiones como un regalo que enriquecen la vida, no desde la carencia ni la exigencia. Tras este proceso viene la búsqueda de diversas estrategias, que son los recursos y acciones que utilizas para responsabilizarte de tus necesidades y aplicarlas, en el mayor de los casos, en que la persona a la que le pides que te solucione algo no pueda darte un Sí a tu petición. El manejar y digerir la negativa a tu pedido forma parte de pedir y difiere de exigir, donde no manejas el No.

    Este modelo comunicativo, además, utiliza dos símbolos para designar los dos tipos de lenguaje que tienes opción de usar para expresar todo lo que te sucede en el proceso de los anteriores cuatro elementos. Cada símbolo tiene unas motivaciones, valores, sentimientos, diálogo interno y estrategias de conducta que te llevan a diferentes estados vitales. Los símbolos son: El lenguaje chacal, que representa los patrones habituales de ataque, defensa o huida, y que conduce a aislarnos de la vida y tener una mala calidad en las relaciones debido a que juzga, ataca, rabia, culpa, exige y te separa del otro; El lenguaje jirafa que representa los patrones naturales de hablar y escuchar desde el corazón. Su uso conduce a enriquecer tu vida y la calidad de tus relaciones debido a que aporta conexión, empatía, unión, confianza, respeto, comprensión, vulnerabilidad, mirar hacia dentro. Valores todos anhelados por el yo verdadero, el SER.

    «Yo ya no arreglo mis problemas. Arreglo mis pensamientos y los problemas se arreglan solos»

    Louise Hay.

    Si deseas seguir profundizando sobre todo esto y aprender a Comunicarte desde el corazón de Jirafa te invito a participar en mis talleres y retiros  «Relaciones desde la Armonía» donde compartiré los recursos y herramientas que ayudan a comunicar de manera  auténtica.

    Con cariño.

    Genoveva Martínez

     

    YO PUEDO, YO VALGO, YO APRENDO

     

    Este post está dedicado a mi maestra, Joaquina Fernández, presidenta del Instituto Hune, ya fallecida. Joaquina fue una mujer inteligente, creativa y amorosa que acompañó a muchas personas en su transformación personal. A mí entre ellas. Participé en sus formaciones sobre Comunicación No Verbal y Formación Familiar, y sus enseñanzas y sabiduría permanecerán para siempre conmigo. Por ello, me gustaría hacer un breve resumen de algunas de las enseñanzas que fui integrando referentes al significado de los siguientes verbos y su influencia en nuestra expresión y manifestación: Puedo, Valgo, Aprendo. Tenerlos integrados de forma profunda, nos ayudará a desarrollar la Inteligencia Creativa innata que todos tenemos.

    Cada verbo está conectado a la actividad de una parte de nuestro cerebro: el cerebro reptiliano (el de la supervivencia) actúa en el Yo puedo, el cerebro límbico (el emocional) actúa en el Yo Valgo, y el cerebro neocortical (el de la supraconsciencia) actúa en el Yo aprendo y tomo conciencia.

    La acción correspondiente a cada parte del cerebro normalmente está bloqueada al quedar presos de la necesidad de Obtener Reconocimiento y de Recibir Aceptación. Ambas necesidades nos anclan en una inteligencia cautiva y unas heridas antiguas que nos alejan de vibrar en nuestro estado de Ser más completo. Por otro lado, esta inteligencia creativa está limitada por el miedo, contrario al Yo Puedo; la tensión, contraria al Yo Valgo, y la expectativa y control, contraria al Yo Aprendo.

    La buena noticia, hoy en día apoyada por la neurociencia, es que debido a la plasticidad neuronal podemos entrenarnos a ejercitar y ejecutar esos Puedo, Valgo y Aprendo para romper así las cadenas y salir de la cautividad que nos provoca tener esos patrones obsoletos y caducos de miedo, tensión y expectativa o control.

    ¿Cómo lo hacemos? El primer paso del auto conocimiento tiene lugar con la Observación y la Atención que te llevará a Reconocer cual de esos programas limitantes tienes en el disco duro de tu cerebro. A partir de ahí podrás cultivar los valores mas afines a ti y que contrarrestan el bloqueo.

    El miedo se vence con confianza, capacidad, voluntad, seguridad y conocimiento.

    La tensión se vence con tolerancia y paciencia en los procesos.

    La expectativa se vence con comunicación, aprendizaje y escucha.

    Además, para liberar nuestra esencia creativa de la cautividad del miedo, la tensión o la expectativa necesitamos ampliar la mirada y anclar estas afirmaciones/pensamientos potentes en nuestra conciencia: Yo Soy, me reconozco; Yo Valgo, me acepto y me amo; Yo aprendo.

    Si deseas seguir profundizando sobre todo esto y aprender a Ser tu versión más auténtica, te invito a participar en mis talleres y retiros  «Relaciones desde la Armonía» donde compartiré recursos y herramientas que  ayudan a sentirte cada día más libre y poder irradiarlo hacia el exterior.

    Con cariño

    Genoveva Martínez

    niño interior

    EL NIÑO INTERIOR

     

    niño interior

     

      Solicita tu sesión gratuita online de 30 minutos sin compromiso

      He leído y acepto la política de privacidad

      Cada niño viene a la vida con un potencial ilimitado de renovación y creatividad, pero se encuentra en un lugar donde todo está ya estructurado y se le adiestra para que sea como sus progenitores. Y es así como comienza a ocultar sentimientos y reprimir de cierta manera su personalidad en pro de una estrategia que le permita sobrevivir, para poder ser aceptado.

      Nuestro Niño queda programado y bloqueado por las situaciones/emociones tóxicas que no supimos digerir o asimilar en la infancia, en diferentes entornos de interrelación (familiar y educativo mayormente).
      Tenemos, pues, una serie de heridas emocionales que se han ido acumulando a lo largo de nuestra vida, que han sido grabadas en el inconsciente y han formado, lo que Eckhart Tolle llama, «cuerpo de dolor». Así se forma el Niño Interior, concepto acuñado por Anthony Blay.

      Podemos definir el Niño Interior como una realidad psíquica diferenciada del adulto que vive en el inconsciente, que forma parte de nuestro lado emocional e influye en nuestra capacidad de sentir, digerir e interpretar la vida. Cuando hablamos de la mente inconsciente, es el Niño Interior el que se expresa.

      Este Niño Herido, que incluye la falta de afecto y las carencias afectivas creadas por la incapacidad de gestionar conflictos y bloqueos internos mantenidos en el tiempo, necesita ser liberado. Producto de esa des conexión interna, se crean los roles, corazas, máscaras y personajes (creados en el pasado para tapar las heridas), que nos mantienen seguros en la capa superficial de nuestro ego.

      Debido a ello, vivimos esclavos de conductas y reacciones inconscientes que más bien nos alejan del bienestar y la salud afectiva en nuestra relaciones.

      Al inconsciente conviene reeducarlo, conectar con él y dejar que se exprese. Llevar a cabo una limpieza de patrones que nos ayuden a deshacer esos personajes y a mostrar nuestra vulnerabilidad y autenticidad. Es recomendable deshacer la programación impuesta por el personaje y hacer del inconsciente un poderoso aliado en nuestra realización.

      Pero conviene hacerlo poco a poco, con paciencia, creando un clima de paz y silencio, de acogida y comprensión, para que el inconsciente hable y nos diga qué asuntos han quedado allí pendientes desde la infancia. Pues sólo sacando a la luz lo oculto/reprimido es posible la armonía.

      Con este clima de cuidado y amabilidad exploramos el Niño Interior en mis talleres y retiros “RELACIONES DESDE LA ARMONÍA” donde, partiendo del centramiento consciente y la conexión con el sentir, aprendemos a responsabilizarnos de nuestro mundo emocional y salir a la Relaciones más plenos, fuertes y maduros.

      Lo hacemos con una actitud de juego, de la mano del niño que anhela sentir el amor, el vinculo profundo, la conexión interna con nuestro corazón, con nuestro Ser más auténtico. Hacemos consciente el inconsciente para equilibrar polaridades en dirección hacia la Unidad.

      Si quieres que te acompañe en la práctica te animo a participar en estos espacios que propongo, donde tendrás la oportunidad de indagar, discernir, cuestionarte y profundizar en Ti desde esta perspectiva.

      Gracias por leerme.

      Con cariño.
      Genoveva Martínez.

      Para Reservas y + Información envíanos un Mensaje:  

       

      blog

      ¿QUE ES LA PSICOMAGIA?

       

      ¿Que es la Psicomagia?

      La Psicomagia es la técnica terapéutica creada por  Alejandro Jodorowsky, artista y escritor de nacionalidad chilena, que aúna el chamanismo, la psicología, la intuición, el misticismo, la filosofía oriental y el arte con una finalidad curativa. Se apoya en la premisa de que el inconsciente toma los actos simbólicos como si fuesen hechos reales. Esta técnica propone resolver conflictos psicológicos y somáticos mediante un acto mágico, simbólico; ritual que podría modificar el comportamiento del inconsciente.

      En las enseñanzas de la cultura andina (chamanismo Q`uero), se utilizan también los actos alegóricos y rituales para trabajar con el lenguaje simbólico del hemisferio derecho, al cual hay que hablarle de una manera representativa. Es decir, ante cualquier cambio que queramos incorporar, o cualquier problema o conflicto a resolver, se propone representar, desde lo simbólico, aquella solución que deseamos experimentar en nuestra vida para que se materialice.

      Desde la visión inclusiva de esta sabiduría ancestral que yo comparto, hemos de saber usar los dos hemisferios, mantener el lenguaje de cada uno y que se produzca la integración e interconexión entre ambos lados. Con lo cual el uso de la Psicomagia como respuesta creativa activadora del hemisferio derecho no nos exime de usar  el hemisferio izquierdo (que da lógica, análisis y estructura), y tampoco de tener una actitud de responsabilidad ante nuestra calidad de vida, una actitud interna que sostenga posteriormente con tus acciones esa intención colocada en el acto simbólico.

      Mi propuesta es animarte a aplicar e incorporar a tu cotidianidad estos pequeños trucos psicomágicos, actos simbólicos sencillos, estableciendo así ese diálogo con tu insconsciente al mismo tiempo que fomentar la creatividad propia del hemisferio derecho para crear e inventar tus propios rituales.

      Por otro lado la transformación también requiere del análisis sobre una situación como la clave para que el camino sea distinto. Aquí es donde el uso del hemisferio izquierdo apoya y complementa el trabajo psicomágico (dirigido al mundo simbólico).

      Es importante darte cuenta de la función que le estas dando a cada problema que buscas cambiar para entender que todo aquello que se presenta una y otra vez en tu vida tiene una función para ti  y, por ello, decides inconscientemente mantenerla.

      Si te interesa todo esto y más, se vivencia  en mis talleres y retiros «Relaciones desde la Armonía» donde comparto  información y recursos que ayudan a equilibrar  hemisferios y vivir con más coherencia en las relaciones.

      Con cariño

      Genoveva Martínez

      blog

      LA LUZ APAGA LA OSCURIDAD

       

      Es urgente sostener una nueva mirada sobre la vida y sobre lo que cada uno podemos aportar de valioso en agradecimiento a este regalo que se nos da cada día. Dicha mirada se basa en nuestra capacidad de encender y alimentar la luz. Lo cual consiste en conocer, apreciar, valorar nuestros verdaderos dones y talentos, y ponerlos al servicio de los valores más elevados.

      Hay personas que están enfocadas en esta virtud de trabajar por la luz, apagando así la oscuridad. ¿Qué significa esto? Me refiero a personas cuya sensibilidad se enfoca en aquello que emiten, en aquello que dan; personas conectadas a una frecuencia vibratoria de sensibilidad, delicadeza, armonía, colaboración, en definitiva, a una actitud en general de respeto y tolerancia.

      Me gustaría citar a la escritora Rosa Sánchez, una artista de las palabras, un ángel en mi vida. Desde que la conocí siempre ha estado dispuesta a dar, a apoyar, a valorar, a creer en lo mejor de mi, en resaltar la luminosidad de todo lo que ven sus ojos. También  hay  personas que actúan con una energía menos dulce pero con el mismo enfoque, desde una postura, tal vez, de más fuerza, ímpetu y reivindicación pero hacia la luz.

      En ambos casos se puede percibir esa mirada hacia la Luz de la que quiero hablar hoy. Cada uno desde su prisma, desde su estilo. Unos a través de la música, otros por la literatura, según el arte o creación que cada uno expresa, se distingue ese aporte de luz que ofrecen al mundo.

      Hoy te animo a buscar tu propia manera de enchufarte a tu luz interior y cambiar tus estados emocionales de apatía, estancamiento, bloqueo y desánimo a otros de empatía, vitalidad y creatividad. Al espíritu que nos habita le conviene y necesita de cuidados, se nutre de atención, está a la escucha de si pretendemos que su llama siga viva. Es urgente alimentarlo como al fuego que, si lo avivas, si lo mantienes encendido, te calienta e ilumina, pero si dejas de atenderlo, su llama se apaga sin remisión.

      Las prácticas que te llevan o acercan a esa luz, y que puedes usar cada vez que necesites mover tu energía para ver las cosas desde una nueva perspectiva, pueden ser bien diversas y simples, desde prácticas artísticas a actitudinales, hábitos saludables que pueden darle la vuelta a tu mal humor, estrés, cansancio o preocupación, y recargarte de energía.

      Te propongo, si quieres y te apetece, indagar en los hábitos que te facilitan conectarte a tu luz interna. Te animo a construir tu propio entrenamiento particular, bien sea a través de la lectura, de la práctica de un deporte, meditación,camino espiritual, baile, canto, etc. Actualmente disponemos de múltiples herramientas en las que apoyarnos .

      Te invito también a expresar y extender  esas prácticas que te conectan a la luz y ampliemos ideas.  A mí personalmente me conectan : la danza, la música, la naturaleza, mis amig@s y la admiración que siento por la riqueza que supone la diversidad, así como todo tipo de expresión luminosa de cualquier índole. Cualquier manifestación que refleje belleza, definiendo ésta como la máxima creación del ser humano y producto resultante del lenguaje del espíritu.

      Si quieres  participa en los talleres y retiros vivenciales  » Relaciones desde la Armonía» que organizo , donde compartimos vivencias, prácticas, información y recursos que ayudan a enfocarse cada día en elegir la LUZ. Déjame acompañarte a ¡¡encender tu luz interna!!

      «La agonía física, biológica, natural, de un cuerpo por hambre, sed o frío, dura poco, muy poco, pero la agonía del alma insatisfecha dura toda la vida.» (Federico García Lorca)

      Con cariño

      Genoveva Martínez